mardi 17 janvier 2017

Tres colores: el negro de Lanzarote

Ya se está cerrando la trilogía de colores: blanco, azul... y negro. Ya lo escribí antes: una de las cosas más impactantes de Lanzarote es este paísaje volcánico omnipresente. Montañas volcánicas, "ríos" de rocas, acantilados que caen repentinamente en el azul intenso del mar, creando contrastes con otros colores.

Dentro de las visitas que pudimos hacer, cabe destacar la Cueva de los Verdes, una gruta formada a raíz de la actividad volcánica, que es bastante sorprendente y misteriosa. En el bono que compramos, también entraba una visita a los Jameos del Agua, un lugar bastante original por su mezcla de naturaleza (el desplome del techo de un tubo volcánico) y del trabajo del hombre (en este caso, de César Manrique, figura icónica de la isla). Y por fín, fuimos al parque del Timanfaya (o "Montañas de Fuego", un nombre que me encanta!) que es probablemente lo más impresionante. Es un paisaje a la vez desolado y hermoso. Allí el color negro va contrastado con toda una gama de colores ocres o rojos. Y de verdad tienes la sensación de estar paseando por la Luna o por Marte...

Punta Mujeres

***
Mala

***
Por la carretera

***
Cueva de los Verdes

***
Jameos del Agua

***
Parque del Timanfaya o "Montañas de Fuego"

 ***
El Charco Verde

***
 La Graciosa

1 commentaire:

Didier Morillon a dit…

Ces paysages sont sauvagement beaux...et mystérieux pour quelques-uns [enfin, c'est mon avis personnel :-)]