mercredi 9 décembre 2015

Cruïlla 2015

Como siempre en esta temporada del año, se me va acumulando un retraso tremendo en las publicaciones de este blog pero por fin me pongo a publicar las fotos del Cruïlla! Más vale tarde que nunca, bien se sabe.

Ya lo escribí, en poco tiempo el Cruïlla se ha convertido en una de mis citas musicales imprescindibles. Suelo empezar la temporada de festivales con el Primavera Sound, seguido de Solidays. El Cruïlla es la cita del mes de julio antes de clausurar la temporada con el bien nombrado Rock en Seine a finales de agosto. En su estilo diverso, el Cruïlla se parece un poco a Solidays, sin el lado "festival-militante-y-solidario" pero como pude constatarlo este año, queda relativamente poco del auténtico espíritu solidario con el cual se lanzó este bonito festival en París. Sin embargo, no cabe duda de que a nivel de estilo musical, el Cruïlla tiene más que ver con Solidays que con Rock en Seine o el Primavera. A primera vista, el Cruïlla puede no ofrecer las propuestas que más me apasionan. No puedo negar que Calle 13 o Damian Marley nunca despertarán tanto entusiasmo en mí como pueden hacerlo Nine Inch Nails, Patti Smith, Queens of the Stone Age o incluso Tori Amos. Pero siendo una auténtica fan de música, también tengo que reconocer que me gusta descubrir nuevas cosas, incluso -sobre todo!- aquellas que se alejan un poco de mi playlist habitual. Y para eso el Cruïlla es realmente una excelente fuente!

La edición 2015 empezó para mí con las hermanas Casady, mejor conocidas como CocoRosie. Sin duda una de las mejores propuestas de este año, el eclecticismo de las hermanas pegándole a la perfección a este festival sin fronteras de estilos. La primera sorpresa grata me la dio el británico Jamie Cullum. La verdad es que nunca había prestado ni la menor atención a este chico. Pues muy mal hecho por mi parte porque además de un talento musical indiscutible, el cantante tiene una energía increíble... y puede enorgullecerse de ser la primera persona en el mundo en hacerme escuchar una versión de Rihanna sin que me entraran ganas de destruir el sistema de sonido. La primera decepción se la llevaron los chicos de Of Monsters And Men. Les había visto en Rock en Seine en el 2012 y bien, me había gustado bastante. Esta vez, además de tocar muy poco tiempo, les vi poco inspirados y me dio la sensación de escuchar la misma canción durante media hora. No desagradable, pero simplemente sin mayor interés. Mucho más interesante, sobre todo considerando que conozco muy poco de este género, fue el concierto de Kendrick Lamar. A ver, no se puede decir tampoco que este hombre sea el más dinámico en un escenario. Pero bueno, sería de muy mala fe si dijera que no me ganó su flow! Primer descubrimiento totalmente entusiasta de esta edición 2015: Vintage Trouble. Entusiasta porque sí, así es, no puedo fingir ser otra y siempre acaban ganándome las propuestas más rockeras! Y vaya, el estilo y el programa están incluidos en el nombre del grupo... No me hicieron el mismo efecto emocionante los de Cat Empire. Tenía buena pinta pero no sé, quizás me esperaba otra cosa y no entré en el rollo para nada. Acabé la primera noche del Cruïlla con Dub Inc. Un poco arriesgado porque el reggae no suele ser un estilo que me gusta mucho, la verdad. Puedo escuchar dos o tres canciones de vez en cuando pero se me entra el aburrimiento muy rápidamente. Pero tengo que decir que estos chicos son increíbles en un escenario y me conquistaron con su buen humor y generosidad! A mí me encanta su canción "Tout ce qu'ils veulent" pero es cierto que entender las letras ayuda bastante a cogerles cariño a estos gabachos! ;-)

Segundo día en el Cruïlla: me dirijo hacia el concierto de Milky Chance para encontrar a mis amigos. Me he perdido casi todo el concierto pero por lo escuchado, estoy bastante convencida de que en realidad, no me he perdido mucho. No desagradable, pero desde luego esto no es calidad suficiente para hacer música interesante. Me gustó más Emeli Sandé, que conocía poco más que de nombre pero que tiene una voz impresionante y mucha energía contagiosa. Los chicos de Birth Of Joy me encantaron con su sonido un poco reminiscente de los Doors. Creo que era la primera actuación en España de este grupo y de verdad, espero que vuelvan muchas veces más! Luego inmersión en la eficaz mezcla de soul, hip-hop, R&B y no sé qué de Aloe Blacc. Reconozco mi ignorancia: era un total desconocido para mí pero fue una buena sorpresa. "The man" está obviamente en su elemento en un escenario y lo comunica muy bien. Uno que desde luego, también está en su elemento en un escenario es Xavier Rudd. Visto en Solidays unas semanas antes, me había decepcionado un poco, sobre todo en comparación con las dos otras veces que le había visto. Decepción totalmente olvidada después de su actuación en Cruïlla! A pesar de que en realidad, creo que me gusta más verle tocar solo. Es más impresionante y algo más original.

Sin duda, la gran decepción del segundo día se la llevó Lauryn Hill, que subió al escenario con un retraso tremendo sin una palabra de disculpas y pareció cabreada durante mitad del concierto (y ni menciono el sonido pésimo). Bueno, mitad del concierto, no podría asegurarlo tampoco porque ni aguanté hasta este punto. No sé, quizás es porque al fin y al cabo he visto a bastantes artistas diferentes en vivo, incluido grandes nombres internacionales que a pesar de ser famosos no se olvidan de demostrar un mínimo de respeto hacia su público, pues quizás por eso me encuentro cada vez menos tolerante con esta actitud de diva. Luego me dijeron que la segunda mitad del concierto fue mucho mejor, así que quizás me perdí algo pero es que esta actitud... No, sencillamente, no, no puedo. Total, dejé a Lauryn Hill y su mal humor y me fui a ver a Guadalupe Plata que ya había visto en el Cruïlla hace unos años. Definitivamente una de las propuestas nacionales que más me gustan. Quizás el escenario no sea precisamente lo suyo pero su blues-rock es bastante irresistible! Cambio de estilo radical con Archive y su mezcla de rock y trip hop oscuro. O sea, oscuro, oscuro -incluso literalmente, dado que el escenario estaba casi sin luces. Y bastante depresivo. A mí me había sorprendido verles en la programación del Cruïlla, para ser sincera. Encantado, porque me encanta la música depresiva! Pero sorprendido, eso sí. Música sin fronteras, vale, pero es que Archive me pareció una propuesta quizás demasiado lejos de las fronteras como para generar gran entusiasmo entre los festivaleros. Bueno, no me equivoqué porque éramos relativamente pocos en este concierto pero madre mía, qué bueno! No guardaba recuerdos muy precisos del concierto de Archive que vi hace ya unos cuantos años. Pero esta vez me quedé alucinada todo el concierto. Es que más que un concierto, fue un viaje sonoro, ambiental, entre dulce melancolía y descargas eléctricas. Una pasada que me dejó la sensación de salir de trance... Más convencional pero también más divertido, el súper grupo FFS, o sea Franz Ferdinand y Sparks. Una colaboración que funciona bien, mucha pero mucha energía en el escenario e incluso algunos de los mejores hits de Franz Ferdinand para acabar de convencer a un público ya bastante ganado. Acabé la noche con los franceses de Caravan Palace, también muy dinámicos y todo, pero no sé, la magia no funcionó tan bien como cuando les vi en Rock en Seine.

Tercer mini día: empecé con una propuesta mucho más tranquila, Anna Roig i l'Ombre de ton chien. Nombre bastante surrealista, pero propuesta muy bonita, que alterna canción catalana y versiones de canciones pop francesas. Tengo que reconocer que Anna Roig no es solamente buena cantante, sino también una intérprete maravillosa que transmite mucha vida y sentimiento en cada canción. Finalmente, esta edición 2015 del Cruïlla se cerró para mí con Asaf Avidan... Puntos suspensivos porque siempre es un reto describir un concierto de Asaf Avidan! Le había visto una primera vez con banda en Solidays. Vino a Barcelona el año pasado para un concierto en solo, im-pre-sio-nan-te (véase el hipervínculo arriba!). Esta vez en el Cruïlla, estaba de nuevo con banda, como siempre alternando entre canciones desesperadas y otras más dinámicas, voz andrógina total que puede ir del grito ultra-agudo al gruñido más primal, pero sobre todo este "story-telling" incomparable... Para mí, la mejor manera de terminar el Cruïlla 2015!

Y allí os dejo unas fotos tomadas con mi teléfono por una vez y sin otro propósito que compartir un poco los ambientes del festival. Luego seguirán las fotos de los artistas y os prometo que no dejaré pasar demasiado tiempo! ;-)


La colección va aumentando...
Con Miquel y Jérémie

Aucun commentaire: