samedi 13 août 2016

Porto Alegre

Tengo asumido que tengo un retraso crónico en las publicaciones de este blog, ¡tanto que ya no voy a intentar buscar excusas! En esta perspectiva, hoy me toca publicar fotos de un viaje que hice a Brasil en junio del año pasado. Fui por trabajo y esta vez, no pude quedarme después de las reuniones, con lo cual decidimos con una colega pillar un vuelo más temprano para tener por lo menos algunas horas antes de que empezaran las cosas serias. 

El viaje fue largo. Muy largo... No sé cómo nos lo montamos pero teníamos dos conexiones, al hacer Barcelona-París-Rio de Janeiro-Porto Alegre. Además del cansancio, creo que la mayor frustración para nosotras fue no poder ver nada de Rio. La escala no era lo suficiente larga como para permitirnos salir del aeropuerto. Entonces vimos algo desde el avión... ¡de lejos! Pero lo menos algo pudimos ver de Porto Alegre. La verdad es que algunas horas es muy poquito pero les sacamos provecho para dar un buen paseo por el centro. No sé si Porto Alegre es la ciudad más representativa de Brasil, sinceramente. Creo que a escala del continente, es una ciudad relativamente "pequeña". A pesar de su tamaño, sufre los mismos inconveniente que las otras ciudades de America Latina que he podido ver, sobre todo un tráfico tremendísimo. Pero quizás por ser menos tentacular que otras ciudades, es posible caminar sin tener la sensación de hacer kilómetros. 

Ahora bien, nos dijeron que había que tener cuidado por el centro, que no era la zona más bonita, etc. Quizás por ser domingo, la verdad es que lo encontramos todo bastante tranquilo. Como en otras ciudades que he podido ver, me impactaron mucho los contrastes extremadamente marcados entre modernidad, con edificios altos y que podrían encontrarse en cualquier ciudad del mundo, y tradición, con estas casitas de colores vivos. Porto Alegre es una ciudad muy verde, que cuenta con un número impresionante de variedades de flores y árboles. Y es bastante limpia. Pero también por el centro te encuentras con zonas y edificios mucho más deshechos. Algunos dirían "qué lastima". Para mi, añade al encanto de la ciudad. También me impactó el gran número de pinturas murales, totalmente integradas en el paisaje urbano. Ahí van algunas fotos que intentan resumir estas horas de paseo por Porto Alegre.


Aucun commentaire: